Política Internacional
África Conflictos

Una nueva oportunidad para Sudán del Sur

Sudán del Sur es el país más reciente en unirse a la comunidad internacional gracias a un referéndum llevado a cabo en 2011 como parte de los acuerdos de paz de la guerra civil sudanesa.

El país, una vez independiente, no tardó en verse envuelto en una guerra civil que ha durado desde 2013 hasta la firma de los acuerdos de paz en septiembre de 2018 entre el gobierno y el grupo opositor del Movimiento de Liberación del Pueblo de Sudán.

El acuerdo de paz, que lleva el nombre de ‘Revitalised Agreement on the Resolution of the Conflict in South Sudan’ (R-ARCSS), ha sido aplaudido por la comunidad internacional y en especial por la Unión Europea. A pesar de que los enfrentamientos aún continúan en determinadas regiones del país, el alto el fuego entre las dos partes principales enfrentadas parece que se mantiene desde la firma del tratado.

El R-ARCSS incluye acciones de liberación de prisioneros de guerra y detenidos políticos de ambos bandos y el gobierno de Sudan del Sur ha creado (22 de octubre) el Comité de reforma de la constitución nacional para asegurar que la constitución del país está acorde con el acuerdo de paz.

Además de esto es de vital importancia que el gobierno permita el acceso de las organizaciones humanitarias a las zonas más afectadas del conflicto y que trabaje con la Unión Africana en la creación de una Corte Penal Híbrida para Sudán del Sur para asegurar que los responsables de las mayores atrocidades del conflicto no queden impunes.

De acuerdo con el New York Times, el conflicto en Sudán del Sur ha podido generar más de 350.000 muertos. La organización Global Center for the Responsability to Protect, alude a diferentes informes internacionales para asegurar que se han cometido crímenes de lesa humanidad y crímenes de guerra como violencia sexual, deliberado aislamiento de alimentos y ataque sistemático contra civiles según su origen étnico. Como resultado de estas acciones más de 2.4 millones de sudaneses del sur se han visto obligados a refugiarse en los países vecinos, especialmente en Sudán y en Uganda, y en el país quedan  aún 6.1 millones de sudaneses del sur en estado de riesgo severo de inseguridad alimentaria (de una población original de unos 12.5 millones de habitantes).

Esta es la situación de partida del Acuerdo de Paz en Sudán del Sur: juzgar a los responsables de estos crímenes, restablecer las condiciones para el regreso de los refugiados, solucionar la carencia de alimentos en amplias regiones del país y comenzar el proceso de reconciliación en el país más joven del mundo, que ha sufrido uno de los conflictos civiles más olvidados de la última década, cuya magnitud real es posible que nunca lleguemos a conocer.

 

Ricardo Diez.

Fotografía de portada: South Sudan Independence Day Celebration at Diversey Harbor Grove, por: Daniel X. O’Neil.

Related posts

El objetivo de Estados Unidos al retirarse del acuerdo nuclear Iraní

politicainter

Fezán, el desierto que alimenta la guerra en Libia

politicainter

República Centroafricana: Diamantes de sangre y violencia sectaria

politicainter