Política Internacional
Conflictos

Genocidio, Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra

El siglo XX ha sido testigo de los conflictos que más víctimas han generado en la historia de la humanidad. Lo más grave de esta situación (que aún perdura en el siglo XXI) es la extensión de las acciones militares contra la población civil.

La primera y la segunda guerra mundial, la guerra de Corea y de Vietnam, los conflictos internos en la Unión Soviética, China o Camboya, las guerras de liberación en África como la guerra civil en el Congo y Sudan y el genocidio de Ruanda han generado una masacre sobre la población civil que se puede contar por centenares de millones de muertos (Ver lista completa de conflictos del siglo XX aquí).

El siglo XXI, aun siendo menos sangriento que su antecesor, continua con el ataque sistemático a civiles en conflictos como el genocidio de Darfur, la guerra civil en Sudan del Sur o la guerra civil en Siria.

En su intento por evitar este tipo de ataques contra la población civil, el Derecho Internacional Público, en su variante de Derecho Penal Internacional ha tratado de codificar y perseguir crímenes contra la población civil que se catalogan en las siguientes 3 categorías: Genocidio, Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra (estos últimos también pueden ser cometidos contra personal militar).

Esta estructura penal internacional tiene como objetivo llevar a la justicia a los responsables de crímenes contra la población civil, pero sobre todo evitar la sensación de impunidad que lleve a la reducción de estos delitos. Ejemplos de procedimientos legales de este tipo son los famosos juicios de Núremberg y Tokio al término de la Segunda Guerra Mundial. Dentro de la jurisdicción de las Naciones Unidas, y bajo el mandato de una resolución del Consejo de Seguridad se han creado los siguientes tribunales internacionales: el Tribunal Penal Internacional para la ex-Yugoslavia, el Tribunal Penal Internacional para Rwanda, las Salas Especiales en los Tribunales de Camboya, el Tribunal Especial para el Líbano, el Tribunal Especial y el Tribunal Especial Residual para Sierra Leona.

Finalmente, La corte Penal Internacional, establecida en 1988 a través del estatuto de Roma, se ha convertido en un tribunal de última instancia para perseguir este tipo de delitos entre sus estados miembros.

Pero ¿cuáles son las diferencias y detalles específicos de estos 3 tipos de delitos? ¿Genocidio, Crímenes de Lesa Humanidad y Crímenes de Guerra?

De acuerdo al Estatuto de Roma, las características de cada delito serían la siguientes:

 

Genocidio:

El artículo 6 del Estatuto de Roma establece como Genocidio “cualquiera de los actos mencionados a continuación, perpetrados con la intención de destruir total o parcialmente a un grupo nacional, étnico, racial o religioso como tal”:

  1. Matanza de miembros del grupo;
  2. Lesión grave a la integridad física o mental de los miembros del grupo;
  3. Sometimiento intencional del grupo a condiciones de existencia que hayan de acarrear su destrucción física, total o parcial;
  4. Medidas destinadas a impedir nacimientos en el seno del grupo;
  5. Traslado por la fuerza de niños del grupo a otro grupo.

 

Crímenes de Lesa Humanidad (Violación sistemática de derechos humanos contra una población civil):

El artículo 7 del Estatuto de Roma establece los Crímenes de Lesa Humanidad cómo “cualquiera de los actos siguientes cuando se cometa como parte de un ataque generalizado o sistemático contra una población civil y con conocimiento de dicho ataque”:

  1. Asesinato;
  2. Exterminio;
  3. Esclavitud;
  4. Deportación o traslado forzoso de población;
  5. Encarcelación u otra privación grave de la libertad física en violación de normas fundamentales de derecho internacional;
  6. Tortura;
  7. Violación, esclavitud sexual, prostitución forzada, embarazo forzado, esterilización forzada o cualquier otra forma de violencia sexual de gravedad comparable;
  8. Persecución de un grupo o colectividad con identidad propia fundada en motivos políticos, raciales, nacionales, étnicos, culturales, religiosos, de género definido en el párrafo 3, u otros motivos universalmente reconocidos como inaceptables con arreglo al derecho internacional, en conexión con cualquier acto mencionado en el presente párrafo o con cualquier crimen de la competencia de la Corte;
  9. Desaparición forzada de personas;
  10. El crimen de apartheid;
  11. Otros actos inhumanos de carácter similar que causen intencionalmente grandes sufrimientos o atenten gravemente contra la integridad física o la salud mental o física.

 

Crímenes de Guerra:

Al contrario de los anteriores delitos, los crímenes de guerra únicamente pueden ser cometidos en el marco de un conflicto internacional o una guerra civil (Este tipo de legislación, recogida en el Derecho Internacional Humanitario, no se aplica en situaciones de tensiones internas y de disturbios internos, tales como los motines, los actos esporádicos y aislados de violencia u otros actos análogos).

En su artículo 8, el Estatuto de Roma establece como Crímenes de Guerra las “infracciones graves de los Convenios de Ginebra de 12 de agosto de 1949, a saber, cualquiera de los siguientes actos contra personas o bienes protegidos por las disposiciones del Convenio de Ginebra pertinentes”:

  1. El homicidio intencional;
  2. La tortura o los tratos inhumanos, incluidos los experimentos biológicos;
  3. El hecho de causar deliberadamente grandes sufrimientos o de atentar gravemente contra la integridad física o la salud;
  4. La destrucción y la apropiación de bienes, no justificadas por necesidades militares, y efectuadas a gran escala, ilícita y arbitrariamente;
  5. El hecho de forzar a un prisionero de guerra o a otra persona protegida a servir en las fuerzas de una Potencia enemiga;
  6. El hecho de privar deliberadamente a un prisionero de guerra o a otra persona protegida de su derecho a ser juzgado legítima e imparcialmente;
  7. La deportación o el traslado ilegal o el confinamiento ilegal;
  8. La toma de rehenes;

Además, dentro de la definición de Crímenes de Guerra, también se incluyen violaciones de otros convenios, acuerdos internacionales o costumbre internacional establecido dentro del marco del Derecho Internacional sobre el Derecho de Guerra (ius ad bellum, o las justificaciones aceptables para participar en una guerra) o el Derecho Internacional Humanitario o ius in bello, que define los límites aceptables para la conducta durante la guerra.

Acceda al Estatuto de Roma de la Corte Penal Internacional aquí.

 

Ricardo Diez.

 

Fotografía de portada: Day of International Criminal Justice por Foreign and Commonwealth Office

Related posts

El futuro del Reino Unido fuera de la Unión europea

politicainter

La sucesión del Líder Supremo. Control y Poder en Irán

politicainter

La maldición de los recursos en la RD del Congo

theinternationalpolicy